Consultas más frecuentes del Ciudadano

aqui.gif (1197 bytes)

Rendimientos del Capital Mobiliario

 

Compensar rendimientos negativos de capital mobiliario

Cuestión planteada:

Una persona física posee acciones de una entidad bancaria, en varios paquetes repartido de la siguiente forma: una parte titulares del cónyuge y de él. Otro paquete en una sociedad de la que es titular al 99% y un tercero en una sociedad que tiene con sus padres y donde el posee un 20%. Desea desinvertir en las sociedades, y al mismo tiempo invertir personalmente en las mismas acciones, consolidando perdidas en dichas sociedades por diferencias entre compra y venta. Así mismo y transcurrido más de dos meses, volvería a tomar posiciones en el mismo valor, por las sociedades que van a enajenar. ¿Existe alguna contingencia fiscal que impida dichas compensaciones, en las sociedades? ¿Es perfectamente legal dicha operativa?

Contestación:

El art. 49.1 LIRPF establece expresamente lo siguiente:

            “La base imponible del ahorro estará constituida por el saldo positivo de sumar los siguientes saldos:

a) El saldo positivo resultante de integrar y compensar, exclusivamente entre sí, en cada período impositivo, los rendimientos a que se refiere el artículo 46 de esta Ley.

            Si el resultado de la integración y compensación arrojase saldo negativo, su importe sólo se podrá compensar con el positivo que se ponga de manifiesto durante los cuatro años siguientes.

b) El saldo positivo resultante de integrar y compensar, exclusivamente entre sí, en cada período impositivo, las ganancias y pérdidas patrimoniales obtenidas en el mismo a que se refiere el artículo 46 de esta Ley.

            Si el resultado de la integración y compensación arrojase saldo negativo, su importe sólo se podrá compensar con el positivo que se ponga de manifiesto durante los cuatro años siguientes”.

            Por su parte, las rentas que contiene el art. 46 LIPF son:

a) Los rendimientos del capital mobiliario previstos en los apartados 1, 2 y 3 del artículo 25 de esta Ley. No obstante, los rendimientos del capital mobiliario previstos en el apartado 2 del artículo 25 de esta Ley procedentes de entidades vinculadas con el contribuyente formarán parte de la renta general.

b) Las ganancias y pérdidas patrimoniales que se pongan de manifiesto con ocasión de transmisiones de elementos patrimoniales.

Una vez sentado lo anterior, para analizar la posibilidad de integrar y compensar rentas entre sí, hay que calificar en primer lugar, las rentas a las que se aluden en el escrito remitido.

De esta forma, el consultante alude a la renta generada por la venta de acciones, renta que desde el punto de vista fiscal se califica como “ganancias y pérdidas patrimoniales”.

Ahora bien, de los hechos y circunstancias descritos en el texto remitido, parece desprenderse que existen perdidas patrimoniales, que son las que pretenden compensarse. En este sentido, debemos recordar lo contenido en el art. 35.5 letra e) LIRPF, que señala que no se computarán como pérdidas patrimoniales:

“Las derivadas de las transmisiones de elementos patrimoniales, cuando el transmitente vuelva a adquirirlos dentro del año siguiente a la fecha de dicha transmisión. Esta pérdida patrimonial se integrará cuando se produzca la posterior transmisión del elemento patrimonial”.

En consecuencia, en tanto que no transcurra ese tiempo estipulado por la norma, la pérdida patrimonial ocasionada no podría compensarse. Ahora bien, una vez pasado ese período de tiempo, entendemos que no habría contingencia fiscal alguna.

 

Consultas más frecuentes del Ciudadano